TURRONES Y OTROS DULCES NAVIDEÑOS

PRODUCCIÓN Y CONSUMO

El mercado total de turrones y dulces navideños superó ligeramente las 30.670 toneladas durante 2014, con un valor global de las ventas de todos estos productos de unos 275 millones de euros. La caída más notable se registró en las demandas internas que disminuyeron un 3,8%, quedando en algo más de 26.430 toneladas. El mercado exterior, por su parte, continuó mostrando un dinamismo muy positivo, creciendo un 7,2% en volumen. El mercado nacional acaparó alrededor de 235 millones de euros, con un incremento interanual del 1,2%, mientras que las exportaciones alcanzaron otros 40,7 millones de euros (+1,8%). Los turrones representan el 82% de todo este mercado en valor, mientras que el restante 18% corresponde a los mazapanes y otros productos navideños. Atendiendo a sus valores de mercado, la oferta más importante es la de los turrones de chocolate, con una cuota del 24,1%, seguidos muy de cerca por los turrones tradicionales, (23,8%). A mucha distancia aparecen los turrones de yema y mazapán (4,6%), otras variedades de turrón (7,1%), las tortas de turrón (3,3%), los polvorones y mantecados (6,5%), los mazapanes (4,2%), las figuras de Navidad (3%), las figuras de Pascua (2,8%), los roscos, hojaldres y marquesas (2,5%), el pan de Cádiz y otros panes (1%) y los piñones y peladillas (0,7%). Todas las otras especialidades navideñas suponen el restante 16,4%. Atendiendo a los volúmenes comercializados, los turrones constituyen el 64,1% de todas las ventas, seguidos por las especialidades festivas (27,8%), los mazapanes y pan de Cádiz (5,1%) y las figuras festivas (3%). Dentro de los turrones, el de chocolate es el más vendido, con el 45,7% del total en volumen. A continuación se sitúan los turrones tradicionales (32,2%), otras especialidades de turrón (12%), el turrón de yema (6,6%) y las tortas de turrón (3,5%). Entre las especialidades festivas, las más demandadas son los polvorones y mantecados, con el 33,8% del total. La producción amparada por la Denominación Geográfica Protegida Jijona y Turrón de Alicante superó durante el último año las 5.180 toneladas, repitiendo prácticamente los resultados del ejercicio anterior. El turrón de Jijona representa el 50,5% del total, mientras que el restante 49,5% corresponde al turrón de Alicante. Se entregaron en el último año casi 19,7 millones de contraetiquetas de la denominación protegida. El mercado nacional absorbió el 87,8% de la producción amparada por las denominaciones de turrón de Jijona y Alicante, mientras que el restante 12,2% se vendió fuera de nuestras fronteras.

ESTRUCTURA EMPRESARIAL

El sector de las empresas fabricantes y comercializadoras de turrones y dulces navideños ha llevado a cabo una significativa reconversión que ha cambiado de forma drástica las dimensiones y las estrategias comerciales de los principales operadores de este mercado. Tradicionalmente, se trataba de un sector formado por muchas pequeñas y medianas empresas, a menudo de carácter semiartesanal. En la actualidad, los procesos de concentración resultan muy perceptibles y han generado un pequeño grupo de grandes compañías que, a menudo, basan en la internacionalización sus perspectivas de sostenibilidad. También han diversificado sus ofertas, incursionando en algunos sectores afines, como los de chocolates, bombones, pastelería industrial, etc. La penetración de capitales internacionales no es, de momento, importante entre las principales empresas del sector. El primer operador del sector tiene unas ventas de 52 millones de euros anuales, mientras que el segundo ronda los 49 millones de euros, el tercero alcanza los 28 millones de euros, el cuarto se acerca a los 25 millones de euros y el quinto se sitúa en 22 millones de euros. El primer fabricante de turrones registra una producción de casi 7.350 toneladas, el segundo llega a las 5.250 toneladas y el tercero se queda en unas 4.000 toneladas anuales. En el segmento de otros dulces navideños, el grupo más importante supera las 3.590 toneladas, mientras que el segundo ronda las 2.200 toneladas y el tercero se sitúa en 1.960 toneladas. Las marcas de distribución han adquirido una gran importancia en el mercado de turrones y representan el 61,7% de todas las ventas en volumen y el 46,7% en valor, mientras que la primera oferta marquista llega al 14,9% y el 16,1% y la segunda se queda en el 6,6% y el 10,8%.

COMERCIO EXTERIOR

El mercado nacional es incapaz de absorber la producción de turrones y dulces navideños, por lo que las exportaciones suponen un recurso fundamental para asegurar la sostenibilidad del sector. Las principales empresas fabricantes de estos productos han puesto en marcha unas fuertes estrategias de internacionalización para compensar la atonía de las demandas internas. Durante el último ejercicio computado se exportaron cerca de 4.240 toneladas de turrones y dulces de Navidad. El valor total de ese comercio exterior fue de más de 40,7 millones de euros, un 1,8% más que en el año anterior. Las exportaciones representan en la actualidad el 13,8% de todo el mercado en volumen y el 14,8% en valor. En el caso de los turrones amparados por Denominaciones de Calidad, las exportaciones se situaron ligeramente por encima de las 630 toneladas, lo que supuso una importante reducción interanual del 33,2%. La mayor parte de ese comercio exterior (85,4% del total) se dirige hacia países fuera de las fronteras de la Unión Europea. El principal mercado de destino de estas exportaciones es Estados Unidos, seguido por algunos países latinoamericanos donde existen importantes colonias de emigrantes o hijos de emigrantes españoles. En la Unión Europea, Francia aparece como el principal cliente de los turrones españoles, seguida por Italia, Bélgica y Alemania. Las importaciones de dulces navideños son muy importantes. Hasta hace pocos años, el principal producto importado eran los panettones provenientes de Italia, pero ya han sido incorporados en los catálogos de las principales empresas del sector.

About the author

Montse Gonzalez