PRODUCCIÓN

El cultivo de frutas y hortalizas agrupa gran variedad de modelos productivos, que van desde la producción intensiva de hortalizas en invernadero, hasta las tierras de secano donde se producen los frutos de cáscara o frutos secos. La principal baza del sector hortofrutícola español es su alto grado de especialización y su capacidad para adaptarse a la demanda tanto en formatos como en variedades. Por el contrario, la principal debilidad del sector es la crisis de precios por la que atraviesan muchos productos, especialmente las hortalizas y los cítricos. La superficie dedicada en España al cultivo de frutas y hortalizas en su conjunto es de unas 1,5 millones de hectáreas, de las cuáles 600.000 hectáreas son de frutos cáscara y de las restantes 921.000 hectáreas, el 38% corresponde a hortalizas, el 34% a cítricos y el 28% a frutales no cítricos. En estas cifras están incluidas unas 75.000 hectáreas de patata, que no es propiamente una hortaliza sino un tubérculo. Desde hace varios años, la evolución de las superficies dedicadas al cultivo de la patata y de las hortalizas se está reduciendo, al tiempo que se estabiliza la destinada a frutas. La producción total de frutas, hortalizas y patatas en España supera los 30 millones de toneladas. De esta producción total, aproximadamente el 54% corresponde a hortalizas, el 24% a cítricos, el 11% a frutales no cítricos, el 9% a patata y el 2% a frutos de cáscara. La producción hortofrutícola está presente en todas las comunidades autónomas, destacando Andalucía, Aragón, Cataluña, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura y la Región de Murcia. De todas las producciones hortofrutícolas, el cultivo principal en volumen de producción y en superficie cultivada es el tomate, para consumo en fresco y en conserva. El valor de la producción española de frutas, hortalizas y patata ascendió en 2014 a 14.445 millones de euros (además de todas las frutas y hortalizas, en estos datos publicados por el Ministerio de Agricultura están incluidas también las patatas y aceitunas de mesa). De todos los subsectores que componen el grupo, el que más aportó al conjunto en el año 2014 fue el de las hortalizas con 7.140 millones de euros (en 2013 su aportación se elevó a 7.614 millones de euros). Las frutas, que fueron el primer subgrupo en 2013, aportaron 6.907 millones de euros (en 2013 llegaron a 7.631 millones de euros) y las patatas 409 millones de euros, casi la mitad que un año antes. España ocupa el segundo lugar en producción de frutas y hortalizas dentro de la Unión Europea (UE), por detrás de Italia. El valor final de las cosechas de frutas y hortalizas en los países de la UE supera los 60.000 millones de euros. Por países, además de España destacan por su producción hortofrutícola Francia, Italia, Alemania y Holanda que lidera la producción de patata con un 31% del total en el año 2014. Dentro de las frutas, las principales producciones a nivel europeo son la manzana 10 millones de toneladas, la pera 3 millones de toneladas y la naranja 7 millones de toneladas. En cuanto a las producciones hortícolas, sin incluir las patatas -que por sí solas suponen casi 55 millones de toneladas el volumen supera anualmente los 60 millones de toneladas, abarcando gran diversidad de cultivos. A pesar de la reducción que ha sufrido el sector, cerca del 20% de la producción total de hortalizas en la Unión Europea corresponde a la cosecha de tomates y también son importantes a nivel comunitario las producciones de cebolla y zanahoria.
About the author

Montse Gonzalez