GALLETAS

PRODUCCIÓN Y CONSUMO

El mercado total de galletas durante el último ejercicio computado llegó hasta cercad de 557.900 toneladas y un mercado interno en torno a las 350.380 toneladas. Atendiendo a sus valores, puede decirse que todas las ventas de galletas alcanzaron los 1.108,8 millones de euros, mientras que las ventas en el mercado nacional rondaron 735,4 millones de euros, lo que supuso un significativo crecimiento del 3,9%. Puede afirmarse que el sector de las galletas ha superado toda la etapa de crisis que está afectando a nuestro país de una manera bastante positiva, registrando un dinamismo que ha permitido alcanzar crecimientos de ventas durante todos los últimos ejercicios. Según la asociación PRODULCE, la principal partida en valor que se comercializa en el mercado nacional es la de galletas de meriendas (33,6% del total). A continuación aparecen las galletas de desayuno familiar (19,7%), desayuno infantil (17,1%), salud (14,4%), especialidades para adultos (7,4%), saladas (5,4%) y surtidos (2,4%). En el libreservicio, las galletas dulces suponen el 74,7% de todas las ventas en volumen y el 70,6% en valor. En segundo lugar se sitúan las galletas dietéticas e integrales, con cuotas respectivas del 22,3% y del 25,2%, mientras que las galletas saladas cierran este ranking, con porcentajes del 3% en volumen y del 4,2% en valor. Atendiendo exclusivamente a las galletas dulces, las de desayuno son las más demandadas (59,6% en volumen y 38,8% en valor), seguidas por las especialidades (34% y 50,7%), los surtidos (4,8% y 7,9%) y las galletas con cereales (1,6% y 2,6%). Las partidas más dinámicas durante el año pasado fueron las de las galletas saladas, con incrementos en sus ventas del 8,8% en volumen y del 5,9% en valor y las dietéticas e integrales, que aumentaron un 3% sus demandas en volumen y un 4,3% en valor, mientras que en el extremo opuesto se situaron los surtidos, ya que perdieron un 8,5% en valor y un 7,2% en valor.

ESTRUCTURA SECTORIAL

La concentración y la preponderancia de capitales internacionales entre los principales grupos del sector constituyen los dos rasgos más sobresalientes de la estructura de las empresas fabricantes y distribuidoras de galletas. También es interesante reflejar la existencia de algunos especialistas de tamaño menor que consiguen cuotas de mercado con ofertas dirigidas a públicos muy específicos. El principal operador registra una producción de unas 130.000 toneladas de galletas y unas ventas que superan los 257 millones de euros, mientras que el segundo llega hasta las 85.000 toneladas y los 158 millones de euros, el tercero alcanza las 72.000 toneladas y 245 millones de euros. Las marcas de distribución tienen una gran importancia en este mercado y acaparan el 53,3% de todas las ventas en volumen y el 34,9% en valor, mientras que la primera oferta marquista presenta unas cuotas del 17,5% y del 20,3% respectivamente, la segunda alcanza el 14% en volumen y el 22,4% en valor y la tercera se sitúa en el 6,9% y el 7,5%. Las marcas blancas experimentaron en el último año unos moderados incrementos del 1% en volumen y del 0,2% en valor. La innovación y la presentación de nuevas ofertas de mayor valor añadido constituyen los dos elementos claves que explican el dinamismo del sector de las galletas en nuestro país.

COMERCIO EXTERIOR

El comercio exterior de galletas es claramente favorable para nuestro país, ya que las exportaciones superan con claridad a las importaciones y constituyen un elemento clave para asegurar los actuales niveles de producción de las grandes empresas galleteras de España. Durante el último ejercicio computado se exportaron unas 207.510 toneladas de galletas, lo que supuso un importante incremento interanual del 6,3%, por un valor de 373,4 millones de euros, un 1,4% más que en el año anterior. Las exportaciones suponen el 37,2% del mercado total de galletas de nuestro país en volumen y el 33,7% en valor. Las importaciones, por su parte, rondaron las 70.000 toneladas y los 200 millones de euros, lo que supone una reducción del 2,8% en volumen, pero un aumento significativo del 7% en valor. La Unión Europea en su conjunto aparece como el destino privilegiado de las exportaciones españolas de galletas, con una cuota conjunta que supera el 80% de todo ese comercio exterior. Dentro de Europa nuestros clientes más importantes son Portugal, Alemania y Francia. En los últimos años se han añadido a esos clientes tradicionales otros nuevos en América del Norte y del Sur, de Asia o del Magreb. En el caso de las importaciones, las partidas más importantes provienen de Francia y Alemania.

About the author

Montse Gonzalez