Erizo

erizo-abierto-erizo-de-marEl erizo de mar es una especie de equinodernos (Echinodermata) con tradición culinaria en la cornisa cantábrica. Su forma es redonda y tiene una superficie áspera y espinosa. Sus largas espinas lo protegen, al tiempo que ayuda a moverse a lo largo del fondo del mar. Al partirlos por la mitad se reconocen sus gónadas, de color rojo, que es la parte consumible que concentra todo sus sabor y que determina escaso rendimiento gastronómico ( hacen falta muchos ejemplares para un solo comensal ). Este hecho, junto con la laboriosidad que implica cuando se trasladaban al plato (romper sus púas para acceder a las gónadas) eran circunstancias que los tenían relegados en el pasado. Sin embargo, ya los griegos y romanos los catalogaban a la misma altura culinaria que las langostas o las ostras. Su sabor es el mejor retrato marino posible. Se cosecha de los acantilados, rocas y fondos marinos a lo largo de la costa de Cantabria y en Asturias, y luego se somete a un cuidadoso proceso de selección. Pueden consumirse cocidos o crudos (preferentemente) cuando están en temporada ( la cual comienza en octubre y se prolonga hasta mayo, teniendo su punto álgido en el primer trimestre del año, que es cuando el producto muestra toda su expresividad). La recolección debe hacerse con cuidado, a mano, y las huevas se conservan tal como son. Este es un producto totalmente natural artesanal, un bocado exquisito con un intenso sabor salobre que se concentra en sus gónadas, de la que se extrae el conocido caviar de erizo.caviar-de-erizo-artemar-e1473681906945Para los que quieran vivir una experiencia culinaria de primer nivel, la mejor opción de consumo es crudo, recién despegados de la roca. Un sabor a yodo y sal, concentrado y con potencia con un aroma intenso e inconfundible sabor a mar. Si opta por cocinarlos, no más de un minuto de cocción es suficiente. Parea los que descubran este placer durante su viaje y se enamoren de estas peculiares huevas, le recomendamos adquirirlas en conserva, ya que aguantan perfectamente el paso del tiempo y podrán usarlas por ejemplo en un revuelto de tortilla, o sobre el pescado. Es un buen souvenir gastronómico que se encuentra con facilidad en la mayoría de tiendas delicatessen.

About the author

Montse Gonzalez