Protected Designations of Origen(PDO) for Extra Virgen Olive Oil

Buscando la excelencia, el aceite de oliva también cuenta con una amplia gama de Denominaciones de Origen Protegidas (cerca de la treintena), que abarcan una gran parte del territorio y que van desde la D.O.P. Montes de Toledo de Toledo y Ciudad Real a la D.O.P. Priego de Córdoba (Córdoba), incluyendo D.O.P. Les Garrigues de Lérida y D.O.P. Aceite de La Rioja, Aceite de Mallorca, Aceite de Navarra, etc.

Las Denominaciones de Origen que constituyen un reconocimiento a las peculiaridades del aceite de oliva producido en cada territorio y como mayor productora, Andalucía concentra buena parte de las denominaciones de origen de aceites de oliva. Las denominaciones cuentan con reglamentos detallados en los que se especifica cómo deben realizarse las diferentes fases del proceso de producción. Todos esos controles, responsabilidad de los respectivos Consejos Reguladores, son una garantía añadida que no poseen otros aceites que también hacen gala de la etiqueta virgen extra.

La lista de las DOP españolas sigue creciendo. Junto a los pioneros – Les Garrigues y Siurana en Cataluña, y Sierra de Segura y Baena en Andalucía – se han ido otorgando nuevas DOP en otras partes de España, como Castilla-La Mancha, Aragón, las Islas Baleares, La Rioja, Extremadura, etc. En otros casos, el proceso de reconocimiento está todavía en curso. También hay nuevas D.O.P. en Andalucía y Cataluña que cubren los aceites de oliva de diferentes zonas de cultivo. Estos desarrollos apuntan el excelente progreso realizado por los aceites de oliva de oliva españoles en los últimos años, y ayudan a los aceites de los distritos tradicionales de cultivo que conserven sus características especiales a través de la aplicación de estrictos criterios de calidad.

Así, el mapa del aceite de oliva español DOP muestra un mosaico de la expansión de las tierras de cultivo del olivo en gran parte de España. Algunos aceites de oliva con D.O.P. se basan en una sola variedad (por ejemplo, Cornicabra en los Montes de Toledo), mientras que otros son multivarietals, con la DOP abarca una variedad local (por ejemplo, Cornezuelo, Mollar, Pico Limón) en combinación con otras variedades, más comunes (por ejemplo, Picual , Arbequina, Cornicabra, Hojiblanca) e incluso, en algunos casos, una combinación de variedades estrictamente locales (como con la DOP Baix Ebre que combina Morruda o Morrut, Sevillenca y Farga).

Los aceites de oliva que están cubiertos por una denominación de origen son necesariamente los aceites vírgenes extra. Cuando se coloca en el mercado, tienen una acidez máxima de 0,8º, intenso aroma y sabor afrutado. El color de los aceites de oliva virgen extra varía desde el amarillo verdoso al verde dorado. Además, en la senda de la apuesta mayor más por la calidad, cada vez se va cuidando más tanto el contenido como continente (packaging) dirigiendo los productos hacia un público gourmet.

About the author

Montse Gonzalez