Producción agroalimentaria de Asturias

Asturias ocupa 10.600 km2, que se encuentran entre las alturas de los Picos de Europa y el mar Cantábrico, lo que explica su diversidad. Tiene una orografía con varias cadenas montañosas antes de caer al mar, casi el 20% de la superficie está a menos de 200 metros de altura sobre el nivel del mar, más del 30% se encuentra entre 200 y 600 metros y cerca del 50% supera esa altura, más del 23% de la superficie está a más de 1.000 metros. Toda la región tiene una pluviometría alta y repartida a lo largo del año. Cuenta con una larga costa cantábrica, de aguas frías y batidas y gran riqueza pesquera.
El valor de la Producción Final Agraria (PFA) asturiana as­cendió en 2014 a cerca de 470 millones de euros, de los que 310 millones de euros correspondieron a la Producción Final Ganadera (PFG) y 150 millones de euros a la Producción Final Vegetal (PFV). El resto lo aportaron las actividades no agra­rias y la producción de servicios a la producción de la rama agraria, que es cada año mayor en el Principado de Asturias. Aunque las diferencias se van acortando de año en año, el peso económico del sector ganadero en la Producción Final Agraria asturiana sigue siendo muy superior al agrícola.

AGRICULTURA
La ocupación del territorio asturiano cuenta con 22.000 hectáreas dedicadas a cultivos y cerca de 310.000 hectáreas de pastizales. La mayor parte de la tierra cultivada se dedica a herbáceos y poco más de 1.000 hectáreas a leñosos, sobre todo manzano. Entre las producciones agrícolas destaca la presencia de algunos cultivos leñosos, fundamentalmente la manzana para sidra, con más de 2.600 hectáreas, y manzana de mesa, pera y kiwi. La superficie de hortalizas es de unas 850 hectáreas y también hay que destacar al cultivo de fabas, con más de 900 hectáreas.

GANADERÍA

En Asturias hay algo más de 30.000 explotaciones agrarias, de las que el 75% son ganaderas. La principal riqueza ganadera asturiana es su censo de vacuno con más de 395.000 animales; de los que unos 154.000 son vacas nodrizas y otras 85.000 de ordeño. Entre esta cabaña quedan animales de razas autóctonas, que son importantes para la elaboración de los quesos artesanos. Cabe destacar la escasa presencia de animales de cebo. Asturias cuenta también con una pequeña cabaña de ovino y caprino, esencial en la elaboración de algunos de sus principales quesos tradicionales. La producción de leche de vaca alcanza casi los 545 millones de litros, a los que hay que sumar una pequeña cantidad de leche de cabra.
El núme­ro de vacas de aptitud lechera se situó al acabar el año en 74.200 cabezas. La producción asturiana de leche de vaca representó en la campaña 2014/2015 en torno al 10% de la producción nacional. La cuota de producción de leche para Asturias quedó en 610.044 toneladas, a distribuir entre las 2.209 explotaciones de leche y las 543 mixtas (leche y carne) que había al terminar el año. La producción de leche en la campaña 2014/2015 fue de 556.925 toneladas, ajustadas a Materia Grasa. Por su parte, la producción de carne de vacuno en Asturias fue mayor en 2014, pero los precios fueron más bajos. Al margen del bovino también hay en el Principado una importante pre­sencia de las cabañas ovina, caprina y equina.

PESCA
La actividad pesquera es importante en la costa asturiana, que cuenta con 18 puertos pesqueros, todos con Cofradía de Pescadores. El Principado cuenta con 339 buques, lo que repre­senta el 2,9% del total español, con una reducción interanual del 4,5%. Su arqueo es de 5.722 toneladas (1,6%), con una potencia de 23.640 CV (2,1%). La eslora promedio es de 10,9 metros y su antigüedad media es de 20 años. La gran mayo­ría de los barcos pesqueros asturianos son de bajura ya que en Asturias predomina un tipo de pesca artesanal y tradicional capaz de suministrar productos de muy alta calidad. En total se pescan cerca de 21.000 toneladas anuales, en su práctica totalidad de peces.  En esta comunidad hay 25 puertos pesqueros, aunque los más im­portantes son los de Avilés y Gijón. El volumen de descargas pesqueras en Asturias supone casi el 10% del total español. Los peces suponen el 93% de todas las descargas en valor. La industria de transformación no es muy importante y está compuesta por 20 empresas, la mayoría de carácter semiar­tesanal. En la acuicultura asturiana trabajan apenas unas 50 personas. La principal producción acuícola es la de trucha arco iris, con cerca de 2 millones de euros.

About the author

Montse Gonzalez