PORCINO

El porcino es el principal sector ganadero en España. La producción porcina es la primera actividad cárnica española, y representa más del 80% de las carnes de ungulados producidas en nuestro país. El sector del porcino aportó el 36,8% de la Producción Final Ganadera y el 14% de la Producción Final Agraria. Expresado en euros corrientes, el valor alcanzado por el sector porcino en el año 2014 ascendió a 5.923,5 millones de euros a precios básicos. El número de animales sacrificados en 2014 ascendió a 43,2 millones de cabezas, con una producción de 3,58 millones de toneladas de carne. La producción de carne se concentró en Cataluña (43,1%), Castilla y León (14%), Castilla-La Mancha (8,4%) y Aragón (8,4%). El grueso de estas explotaciones (más de 68.800) son granjas de crianza intensiva de cerdos, mientras que el resto eran establecimientos de producción mixta (intensiva-extensiva) o directamente extensiva. Al acabar 2014 el censo de porcino de producción cárnica rondaba los 26,55 millones de cabezas, frente a los 25,5 millones de 2013. De este censo total, 10,2 millones eran cerdos de cebo y 7,8 millones eran lechones. Por el número de explotaciones, en 2014 destacaron un año más Galicia (31,8%), Andalucía (14,4%) y Extremadura (15,7%), mientras que por número de cabezas en las granjas sobresalieron Cataluña con más de 6,3 millones de animales, Aragón (4,9 millones), Castilla y León (2,9 millones) y Castilla-La Mancha (2,7 millones). Esta falta de coincidencia entre las regiones con más explotaciones y las que tienen más ganado se debe a que en las últimas priman las granjas intensivas. Con ese volumen de producción, que representa el 3,4% de la producción mundial, España se consolida ya en estos últimos años como el cuarto mayor productor de carne de porcino, (exportando en torno a 1,5 millones de toneladas), por detrás de China (que por sí sola produce el 50% de la carne de cerdo de todo el mundo), EE.UU. (10% de la producción mundial) y Alemania (5,3%), y por delante de Brasil (3,1%), Rusia y Vietnam (2% cada uno) y Canadá (1,7%). A la vez, es el segundo país europeo en producción después de Alemania, representando el 16% del total de la UE), por delante de Francia (9%), Polonia (8%), Dinamarca e Italia (7%) y Países Bajos (6%). La Unión Europea considerada en conjunto es el segundo productor mundial, con un 21,4% del total. Los países que destacaron por su producción fueron Alemania con el 18% del total, España con el 16% y Francia con el 9%. En 2014, la producción de carne de porcino se situó ligeramente por encima de la del año anterior, alcanzando los 22,2 millones de toneladas. El censo de porcino en 2014 superó los 147,7 millones de cabezas. De este total, el 18% estaban en España y el 19% en Alemania, que fue de nuevo el país europeo con mayor cabaña porcina. Otros países que destacan por su censo de porcino son Francia, Polonia y Dinamarca. En cuanto a la producción de carne, los países europeos que más aportaron en 2014 fueron Dinamarca (18%), España (16%) y Francia (9%). A nivel mundial, la producción de carne de cedo superó los 110,3 millones de toneladas. Respecto al comercio exterior, la exportación total de carne de porcino desde España se elevó en 2014 a 1,5 millones de toneladas. La mayor parte de las ventas se realizaron a países de la UE (1,13 millones de toneladas). El 70% del porcino que España exportó a la UE en 2014 fue carne y el resto despojos, lechones, etc. Asimismo, el país al que más se exportó fue Francia (30%), seguido de Portugal (21%). En cuanto a las importaciones, en total entraron en el mercado español 225.793 toneladas, mientras que en el año precedente se habían comprado algo más de 223.154 toneladas. La mayor partida procedió de los países comunitarios. Además del porcino de capa blanca, en España hay también una importante producción de cerdo ibérico. En 2014 el censo de animales rondaba los 2,3 millones de cabezas, cifra notablemente más alta que la del año anterior. La producción de carne se elevó a 374.000 toneladas y el número de cerdos comercializados en 2014 se situó en 2,38 millones de cabezas. De este total, 2,22 millones eran cerdos ibéricos y los restantes ibéricos puros. La producción de carne se elevó a 374.000 toneladas. Un año más, Castilla y León fue la región con mayor número de efectivos, seguida de Extremadura, Andalucía y Castilla- La Mancha. La calidad de los jamones y embutidos españoles se ha reconocido en los mercados exteriores, lo que ha permitido que en 2014 se exportaran más de 80.000 toneladas de jamones y embutidos, por un valor de 384,4 millones de euros. En 2014 se exportaron productos derivados del cerdo a 134 países.
About the author

Montse Gonzalez