Consumo agroalimentario de Castilla La Mancha

En términos medios, cada castellanomanchego consume anualmente 135 huevos, 55 kilos de carne, 29 kilos de pescado, 80 litros de leche, 27,5 kilos de quesos y otros derivados lácteos, 40 kilos de pan, 11 litros de aceite, 19 litros de cerveza, 49 kilos de hortalizas frescas, 88 kilos de frutas frescas, 10 kilos de platos preparados, 62 litros de aguas envasadas, 8 litros de vino y 47 litros de bebidas refrescantes y gaseosas.
Castilla-La Mancha registra un gasto per cápita en alimentación ligeramente inferior a la media nacional. Por importancia, carne, pescado, frutas frescas, pan, derivados lácteos, hortalizas frescas y leche engloban las mayores participaciones sobre el gasto total. En comparación con la media nacional, los consumidores de Castilla-La Mancha cuentan con un gasto superior en cervezas, pan, bebidas refrescantes y gaseosas y leche; mientras que, por el contrario, gastan menos en vino, café e infusiones, aceite y frutos secos. En términos de consumo per cápita, las tendencias son bastante parecidas y, tomando como referencia la media nacional, se consume una mayor cantidad de carne, bebidas refrescantes y gaseosas, pan, pescado, leche y frutas y hortalizas transformadas; mientras que, por el contrario, el consumo es menor en aceite, hortalizas frescas, derivados lácteos, frutas frescas, platos preparados y bollería, pastelería, galletas y cereales. 

About the author

Montse Gonzalez