TRIGO

En España, la producción total de trigo se situó en torno a los 6,5 millones de toneladas en 2014 (1,2 millones de toneladas menos que en 2013), de las que 5,7 millones correspondieron a la cosecha de trigo blando y el resto a la de duro. Es de destacar que el trigo duro proporciona menos rendimientos por hectárea que el blando, porque es más rústico y tiene utilizaciones específicas. En España se utilizan anualmente para elaborar las sémolas que necesita la industria para consumo interno (pastas principalmente) unas 450.000 toneladas de trigo duro y se dedican a la alimentación animal unas 400.000 toneladas/año, básicamente trigos duros de inferior calidad. Tanto las exportaciones de trigos duros como de sémolas (que tienen mayor valor añadido) se dirigen a otros países comunitarios (Francia e Italia) y a terceros países del norte de África. Por otro lado, en España se utilizan también algo más de 3 millones de toneladas al año de trigo blando en la industria harinera y, teóricamente, la cosecha nacional debería servir para abastecer esa demanda, pues además el cultivo de trigo se está potenciando en muchas de las regiones productoras. Castilla-León , Castilla-La Mancha y Andalucía, son las grandes regiones productoras españolas. Respecto al comercio exterior, en 2014 se importaron 4,8 millones de toneladas, frente a las 3,4 millones de toneladas del año anterior. Asimismo, se exportó menos que en el año precedente (428.328 toneladas). En cuanto a la Unión Europea, la producción de trigo total (duro y blando) en 2014 fue de 157 millones de toneladas, una producción superior en cerca de 13 millones de toneladas a la del año anterior, en el que por otra parte ya se había producido un incremento similar. De la producción de trigo, que supone casi el 50% de la cosecha comunitaria de cereales, la mayor parte es el trigo blando (148 millones de toneladas en 2014). Como en el caso de la cebada, el primer país europeo productor de trigo es Francia, con 37 millones de toneladas en 2014, seguido de Alemania (27 millones de toneladas). Sin embargo, en trigo duro destaca Italia, con 3,8 millones de toneladas en el año 2014, más de la mitad de la cosecha comunitaria.
About the author

Montse Gonzalez