Producción agroalimentaria de Extremadura

Extremadura cuenta con una superficie total de 41.634 km2, que casi en un 90% se sitúa entre 200 y 600 metros sobre el nivel
del mar. La superficie dedicada a cultivos es de 1,2 millones de hectáreas, mientras que los pastos y pastizales, que incluyen la dehesa, ocupan otro millón de hectáreas. En Extremadura hay unas 71.000 explotaciones agrarias, de las que casi el 70% son de orientación agrícola, y dentro de éstas destacan las de olivar (31%), frutales (9%) y cereales y oleaginosas (9%). Las explotaciones de ovino y caprino alcanzan el 15%. El valor de la Producción Final Agraria (PFA) extremeña en 2014 fue de 1.752 millones de euros, a cuya formación contribuyeron la Producción Vegetal con 966 millones de euros y la Producción Ganadera con 722 millones de euros. A estas partidas se sumaron otras por un importe superior a los 64 millones de euros, generados por otras producciones y servicios.
AGRICULTURA
Los cultivos herbáceos suponen el 46% de la superficie cultivada en la región, y los leñosos, el 32%. Dentro de la superficie cultivada, cerca del 15% es regadío.  Dentro de los cultivos herbáceos destacan los cereales, entre los cuales cabe mencionar al maíz, con más de 60.000 hectáreas (16% de la superficie española). El arroz ocupa 26.500 hectáreas.
El pimiento para pimentón es una producción fundamental de la cuenca del Tajo. La región cuenta con 916 hectáreas (53% de la superficie española) y produce cerca de2.800 toneladas amparadas por una denominación de origen.
La superficie de hortalizas es muy importante: casi 31.000 hectáreas, de las que casi 27.000 se cultivan en regadío al aire libre, ocupando buena parte de los regadíos del Guadiana y el Tajo. Hay unas 2.800 hectáreas de hortalizas protegidas. Hay también huerta de secano. En cuanto al tipo de producciones destaca la superficie de las hortalizas de fruto, con más de 24.500 hectáreas. Entre las producciones de huerta destaca el tomate con casi 19.400 hectáreas, un 35% de la superficie española, la mayor parte del cual se destina a la industria. Existe también una superficie importante de hortalizas para congelado y sobresale la  producción de espárrago. Los frutales ocupan un lugar muy importante en la agricultura extremeña, tanto en los regadíos del Tajo y el Guadiana como en los secanos, caso de la higuera, que con 5.300 hectáreas alcanza el 43% de la superficie española. Extremadura cuenta con unas 7.000 hectáreas de cerezos de muy alta calidad, localizados sobre todo en el valle del Jerte, y también son importantes las superficies de ciruelo y melocotón. Por su parte, la superficie de viñedo de vinificación suma más de 88.000 hectáreas, con una producción de 3,4 millones de hectolitros, de los cuales los blancos suponen el 62%. El olivar aporta otras 262.000 hectáreas, de las que unas 200.000 son de olivar para almazara y el resto de aceituna de mesa.
GANADERÍA
La ganadería extremeña es básicamente extensiva y está vinculada a la dehesa; cuenta con una presencia muy alta de razas autóctonas y productos de gran calidad. El porcino ibérico aporta un censo de cerca de un millón de cerdos. Además hay unas 808.000 cabezas de vacuno (de las que casi 475.000 son vacas nodrizas), casi 4 millones de cabezas de ovino (incluidas 270.000 ovejas de ordeño) y un censo de caprino con unos 300.000 animales.

About the author

Montse Gonzalez