Producción agroalimentaria de Castilla La Mancha

Castilla-La Mancha cuenta con una superficie total próxima a 80.000 km2, de los que más de un 21% está por encima de los 1.000 metros de altitud y el 67% entre 600 y 1.000 metros. La superficie de cultivos es de casi 3,7 millones de hectáreas, y los prados y pastizales ocupan más de 900.000 hectáreas. En Castilla-La Mancha hay 130.000 explotaciones agrarias, destacando las de viñedo (30%) y olivar (20%). La Producción Final Agraria (PFA) de Castilla-La Mancha, expresada en precios básicos, ascendió en 2014 a 3.883 mi­llones de euros, según estimaciones. A esta cantidad, la Pro­ducción Final Vegetal contribuyó con 2.295 millones de eu­ros y la Producción Ganadera con 1.290 millones de euros. El resto de la PFA fueron aportaciones del sector servicios y de otras producciones agrarias.
AGRICULTURA
Los cultivos herbáceos alcanzan 1,7 millones de hectáreas, el 45% de la superficie cultivada en la región, y los leñosos el 25%. Dentro de la superficie cultivada, el 14% es de regadío. El gran cultivo de Castilla-La Mancha es el viñedo de vinificación, con más de 500.000 hectáreas, casi el 50% de la superficie española. Es la principal producción en muchas localidades y conforma verdaderos sistemas locales de producción que articulan la economía comarcal. Un 23% de la superficie de viñedo se riega. La producción manchega supone el 55% de la producción española de uva para vinificación. La región produce casi 19 millones de hectolitros de vino, el 51% de la producción española. La mayor parte de los vinos producidos se encuentran en la categoría de vinos de mesa (90%), de los que la región produce el 69%. Castilla-La Mancha es, además, la primera productora de mostos y zumo de uva, con más del 90%. La superficie de olivar también es muy importante, con más de 334.000 hectáreas, el 15% de la superficie española; la variedad predominante es la cornicabra. Dentro de los cultivos herbáceos, la mayor superficie corresponde a los cereales, entre los que destacan el trigo, con 207.000 hectáreas; la cebada, con más de 950.000 hectáreas, y el maíz, con más de 37.000 hectáreas, casi todas en regadío. En la región se realiza casi todo el cultivo del azafrán que hay en España, la superficie alcanza 130 hectáreas, que representan el 96% de la superficie española. En cuanto a las superficies dedicadas a las hortalizas, con más de 45.000 hectáreas destacan el melón, el ajo y el champiñón. También se cultiva tomate para conserva, cebolla y alcachofa, legumbres como la lenteja y oleaginosas como soja y colza. En Castilla-La Mancha hay también más de 55.000 hectáreas de almendro, y frutas de hueso y pepita.
GANADERÍA
En la ganadería de Castilla-La Mancha conviven dos modelos diferentes: el ganado extensivo, sobre todo de ovino, y el cebo intensivo de todas las especies, que está aumentando. La región cuenta con casi 460.000 cabezas de vacuno. Existen vacas nodrizas en áreas extensivas y vacas lecheras, sobre todo en torno a Talavera, pero ambos censos son más pequeños.En Castilla-La Mancha hay 3,3 millones de cabezas de ovino, de las razas manchega, segureña y entrefina, sobre todo. Su censo equivale al 17% del español. La región cuenta con el 30% de las ovejas de ordeño españolas. El censo de porcino se acerca a 1,5 millones de animales. Cabe mencionar que se ha detectado un incremento en este ganado, en especial en el de cebo. Hay también cerdo ibérico en las áreas más occidentales. La región cuenta con el 25% del censo español de gallinas ponedoras. También se produce miel, en la Alcarria.

About the author

Montse Gonzalez