PRODUCCIÓN

PRODUCCIÓN

España es el mayor productor de miel en la Unión Europea y cuenta con más colmenas que cualquier otro país miembro. El valor estimado anual de la producción apícola nacional (fundamentalmente miel, polen y cera), con unas 32.000 Toneladas de miel, representa porcentajes muy inferiores a otras producciones ganaderas (aproximadamente el 0,45% de la Producción Final Ganadera y el 0,15% de la Producción Final Agraria). Sin embargo, más allá del aspecto económico, la producción de miel en España tiene gran importancia desde el punto de vista social y medioambiental, pues hay que subrayar el papel fundamental de las abejas en la conservación del medio ambiente y en la polinización de los cultivos. Dada la diversidad climatológica y paisajística de nuestro país la producción de miel en España es también muy variada, ya que depende de los tipos de flores, plantas y árboles de nuestra flora. A esta diversidad hay que añadir una marcada irregularidad de la producción, pues ésta depende mucho de la climatología y de la floración de las plantas. Por regiones, Castilla y León era la que contaba un año más con un mayor número de explotaciones apícolas (16,5%), seguida de Andalucía (15,9%) y Galicia (12,8%). El sector empresarial se encuentra también muy atomizado, con sólo 4 empresas con facturaciones por encima de 10 millones de euros y únicamente 40 empresas con más de 20 toneladas anuales de producción. De este número total de explotaciones, 16.139 eran estantes y el resto (10.487) trashumantes. La producción de una colmena “fija” viene a ser la mitad de una trashumante, pues depende mucho de la floración de la zona donde se haya establecido. De ahí que en los últimos años este tipo de colmenas se hayan incrementado. La producción de cera es del orden de 0,8 kilos/ colmena y la de polen de 0,5 kilos. En España, la media de colmenas que posee un apicultor profesional ronda las 370, mientras que la media de un apicultor no profesional están en torno a 25 aproximadamente. Por regiones, el mayor número de apicultores estaba en 2014 en Castilla y León, seguida muy de cerca por Andalucía y Galicia. A este respecto, la diversidad existente en las distintas Comunidades Autónomas. De hecho, en España hay dos apiculturas diferentes: la de la zona norte y noroeste (caracterizada por el alto grado de “hobbistas” y de apicultores pequeños, de autoconsumo o no profesionales que, en su mayoría, no practican la trashumancia) y la apicultura del centro y sur/ sureste (con un mayor grado de profesionalización y mayoritariamente trashumante). Respecto a la producción comunitaria, los datos de producción de miel en la Unión Europea apuntan a que en 2014 se alcanzó un volumen próximo a las 208.000 toneladas. En la Unión Europea, el número de apicultores que había en 2014 supera los 606.000, pero solamente un 4% eran profesionales. El país que más apicultores tiene es Alemania, con más de 100.000, seguido de Francia con unos 74.000 y de Italia con 70.000, según estimaciones. Por su lado, el número de colmenas que había en la UE en 2014 ascendía a cerca de 14 millones, de las cuales aproximadamente el 41% eran colmenas profesionales. Por países. España contaba con el 18% de las colmenas y Grecia con el 11%. Finalmente, la producción mundial de miel se situó en 2014 en 1,7 millones de toneladas, según estimaciones. Los países con mayor producción fueron China (cerca del 25% del total), la Unión Europea en su conjunto, Estados Unidos y Rusia. China, EEUU, Argentina, México, Canadá y Alemania concentran el 50% del total.

 

About the author

Montse Gonzalez