PASTAS ALIMENTARIAS

DEFINICIÓN

Las pastas alimenticias son los productos obtenidos por desecación de una masa no fermentada, elaborada con sémola, semolina o harinas de trigo duro, semiduro o blando, o en sus mezclas, en combinación con agua potable.Pueden dividirse en dos grupos: Secas: pastas alimenticias, de calidad superior, compuestas o especiales (enriquecidas), rellenas y dietéticas. Frescas: son las pastas que no han experimentado proceso de secado alguno y cuyo consumo es inmediato.

PRODUCCIÓN

El mercado de pastas alimenticias en nuestro país ha continuado creciendo durante 2014, aunque se detectan signos de una cierta desaceleración. En el último año las ventas totales, incluyendo las exportaciones, rondaron las 331.000 toneladas y los 367 millones de euros. Las ventas en libreservicio, por su parte, se redujeron en un 0,9%, quedando en 187.417 toneladas, mientras que en valor, la disminución fue de un 0,2%, alcanzando los 331 millones de euros. La pasta clásica normal supone el 58% de todas las ventas en volumen y el 45,5% en valor. A continuación se sitúan las pastas de cuchara, con cuotas del 20% y del 17,9%, la pasta de ensalada y colores (12,4% en volumen y 15% en valor), la pasta de huevo (4,4% y 7,2%), la laminada (1,4% y 5,7%), la pasta rellena (1,3% y 3,4%), la pasta integral/ fibra (1,3% y 1,9%) y la pasta especial (1,2% y 4%). Dentro de la pasta clásica normal, los macarrones son la presentación más demandada, con el 44,5% del total de ese segmento en volumen y el 41,3% en valor, seguidos por los espaguetis (33% y 31,2%). Las pastas frescas incrementaron sus ventas en el libre servicio durante 2014 en un 1,5% en volumen y en un 5,1% en valor, llegando hasta cerca de 8.740 toneladas, por un valor de 62 millones de euros. De esta manera se ha roto una tendencia de caídas durante los últimos dos años. Hay que recordar que en 2011 el mercado de pastas frescas era de unas mucho más importantes 9.870 toneladas, mientras que su valor superaba los 63 millones de euros. Las pastas rellenas constituyen la principal oferta dentro de las pastas frescas, con el 72,3% del total en volumen y el 83,3% en valor. A mucha distancia aparecen las pastas lisas, con cuotas del 18,5% y del 12,3% y los gnocchi (9,2% y 4,4%). Dentro de las pastas rellenas, existen cuatro presentaciones con una importancia relativamente parecida. Son las de queso, carne, especiales y las de requesón y espinacas. En el caso de las pastas lisas, los espaguetis y los tallarines aparecen como las ofertas más consolidadas, mientras que los gnocchi lisos acaparan el 91% de todas las ventas de ese segmento. Las marcas de distribución controlan el 53,6% de todas las ventas en volumen de las pastas frescas y el 39,2% en valor. La primera oferta con marca de fabricante llega hasta el 19,4% del total en volumen y el 30,2% en valor, mientras que la segunda alcanza el 13,3% y el 17,9%, la tercera se queda en el 9,7% en volumen y el 9,2% en valor y la cuarta ronda el 1,5% en volumen y el 1,6% en valor.

ESTRUCTURA EMPRESARIAL

Los niveles de concentración del mercado de las pastas alimenticias son muy elevados, ya que los cuatro grupos más importantes presentan una cuota conjunta del 89% del total comercializado. Atendiendo únicamente a la pasta seca, las marcas de distribución acaparan el 67,4% de todas las ventas en volumen y el 52,8% en valor. La primera oferta marquista presenta unas cuotas del 26,1% en volumen y del 33,1% en valor, mientras que la segunda llega apenas al 2,2% y el 3,6% y la tercera ronda el 0,7% y el 3,2%. El primer grupo del sector registra una producción de 130.170 toneladas y unas ventas de 175 millones de euros. El segundo operador llega a las 71.000 toneladas y los 51 millones de euros, el tercero se sitúa en 50.000 toneladas y 44 millones de euros y el cuarto alcanza las 45.000 toneladas, con una facturación de 33 millones de euros. Durante el pasado ejercicio se ha registrado un importante incremento de los precios de la materia prima fundamental para la elaboración de la pasta alimenticia, el trigo duro. La mala cosecha de Canadá y el incremento de las demandas han hecho que el precio medio del trigo duro aumentase en un 63%, lo que ha reducido los márgenes de beneficio de las empresas del sector.

COMERCIO EXTERIOR

El comercio exterior de nuestro país de pastas alimenticias se encuentra en los últimos ejercicios equilibrado, ya que exportaciones e importaciones tienden a ser similares. De hecho, las últimas cifras disponibles señalan un cierto predominio de las exportaciones, con unos 600 millones de euros de ventas en el exterior, frente a unas importaciones que rondan los 580 millones de euros. Hasta hace muy pocos años, la situación era muy diferente, con unas importaciones claramente superiores a las exportaciones. Las importaciones se concentran de manera preferente en las presentaciones de mayor valor añadido, como son las pastas rellenas, frescas y ecológicas y su comportamiento se encuentra relacionado de forma directa con la suerte de este tipo de ofertas en el mercado español. Italia aparece como el principal proveedor de estas pastas, con alrededor del 60% del total de importaciones. Una importancia menor en estas importaciones tienen otros países, como Turquía, Argentina o Argelia. Las pastas secas tradicionales forman, por su parte, la principal partida española de exportación. Estas exportaciones se encuentran muy diversificadas, ya que los cinco principales mercados de destino (Francia, Alemania, Italia, Portugal y Reino Unido) apenas suponen el 20% del volumen total exportado. Algunos países del área mediterránea, de la Europa del Este y del litoral del mar Negro aparecen también como mercados emergentes para este comercio exterior.
About the author

Montse Gonzalez