JAMONES Y PALETAS

Cualquiera que venga a España por primera vez será inmediatamente impresionado por la omnipresencia de jamón, no sólo en la práctica totalidad tiendas de alimentos y establecimientos de restauración, sino también en el subconsciente de los españoles, donde adquiere una naturaleza casi mítica.
Los jamones son salazones que se elaboran con las patas traseras de los cerdos y las paletas con las delanteras.
Existen diferentes niveles de calidad para el jamón curado en función del origen de la carne, la raza y la alimentación del cerdo, su cría y sacrificio, la habilidad y la atención de los productores y la duración de todo el proceso de elaboración.
En España, en acuerdo con la raza original de cerdo, hay dos tipos de jamones curados muy distintas: cerdo blanco y cerdo ibérico.
En la opinión de muchos, España tiene sabor a jamón, sabor a jamón serrano, el elaborado con carne de cerdo blanco. El jamón es sin lugar a dudas en uno de nuestros más emblemáticos productos, una autentica delicatessen, que llega a su grado sumo en jamón ibérico de bellota, que es el jamón procedente de cerdos de la raza ibérica alimentado con bellota en montanera.

About the author

Montse Gonzalez