I.G.P. PLÁTANO DE CANARIAS

logotipo_igp_platano_de_canarias_tcm7-312056Quedan amparados los plátanos de la variedad Cavendish de la especie MusaacuminataColla (AAA), cultivados en Canarias destinados al consumo en estado fresco después de su acondicionamiento y envasado. La coloración de la piel varía desde el verde en el momento de la recolección hasta el amarillo intenso en el momento de consumo, mientras que las tonalidades de la pulpa van del blanco marfil al amarillo pasando por el crema. 

El plátano amparado posee forma oblonga, con una marcada curvatura, estrechándose en su parte de unión con el raquis. El calibrado se establece por la longitud del fruto y el grosor, siendo los valores mínimos de 14 cm y 27 mm respectivamente. Sus principales características diferenciales son: sabor dulce intenso, como resultado de su alto contenido en azúcares y su bajo contenido de almidón, intenso aroma denominado «impacto plátano», y motitas oscuras características en la piel del plátano debido a la gran actividad de las enzimas polifenoloxidasa y peroxidasa que cataliza reacciones de oxidación relacionados con el pardeamiento.

ZONA GEOGRÁFICA: La zona de producción de los plátanos amparados es el archipiélago de las Islas Canarias, formado por siete islas: El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote; y está constituido por todos los terrenos de uso agrario situados por debajo de los 500 metros sobre el nivel del mar. Fases específicas que deben llevarse a cabo en la zona geográfica definida: El cultivo del plátano amparado debe realizarse dentro de la zona geográfica definida. Sin embargo, el proceso de maduración y envasado se podrá realizar fuera de la zona geográfica delimitada. Etiquetado: En los envases figuraba impreso de manera obligatoria y destacada, el nombre y el logotipo propio de la Indicación Geográfica Protegida «Plátano de Canarias», así como el logotipo de la Unión Europea, además de los datos que, con carácter general, determine la legislación vigente. La zona de producción es el archipiélago de las islas Canarias y está constituida por terrenos agrarios por debajo de 500 m. sobre el nivel del mar. El archipiélago de las Canarias está formado por siete islas principales: El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote. El proceso de maduración y envasado de los plátanos amparados por la IGP Plátano de Canarias se podrá realizar fuera de la zona geográfica de producción.

CARACTERÍSTICAS: De forma oblonga, con una marcada curvatura, estrechándose en su parte de unión con el raquis. El calibrado es obligatorio por la longitud del fruto y el grosor, siendo 14 cm. y 27 mm. respectivamente. Mientras que las tonalidades de la pulpa van del blanco marfil al amarillo pasando por el crema, su piel varía desde el verde en el momento de la recolección al amarillo en el momento del consumo. Sin embargo es la presencia de motas en la piel de los plátanos de Canarias lo que se ha convertido en una señal de identidad y una de las formas en la que los consumidores reconocen el producto. Estas motitas se deben a la gran actividad de las enzimas polifenoloxidasa y peroxidasa que cataliza reacciones de oxidación relacionadas con el pardeamiento de la piel. Esta característica se manifiesta en el proceso de maduración con la aparición de motas pardas en la piel, o con mayor susceptibilidad a las rozaduras, en ningún caso esto es indicativo de problemas de calidad en la pulpa. El sabor del plátano canario es dulce por su alto contenido en azúcares.

DATOS BÁSICOS: En el año 2011 se comercializaron 350 millones de kilogramos de plátanos canarios, destinando el 99% al mercado español. Sin embargo, al ser muy reciente la aprobación de esta IGP (cuenta con la Protección Nacional Transitoria), todavía no se están comercializando bajo la Indicación Geográfica Protegida. Sin embargo, aspira a amparar en un futuro a toda la producción de plátanos de las islas Canarias.

About the author

Montse Gonzalez