EXTRACCIÓN

Como es lógico las regiones productoras de pescados y mariscos extractivo son las regiones situadas en la costa; cántabra, mediterránea y atlántica, sobre las que destaca Galicia. Pues si de algo hacen bandera los gallegos es de la calidad de sus reconocidos pescados y sobre todo mariscos, una calidad fuera de toda duda. Una gran despensa de tierra y mar que el prestigioso escritor y gastrónomo gallego Álvaro Cunqueiro llegó a calificar la despensa de esta Comunidad Autónoma como “la mejor de Occidente” y que abandera en su protección e impulso la Consellería del Mar de la Xunta de Galicia. Reflejo de la importancia de este sector en la cultura gallega es la gran cantidad de fiestas de exaltación de los distintos productos del mar que se celebran por toda su geografía. Además, en lo que se refiere a pesca extractiva el País Vasco, Cantabria y Asturias cuentan también con una importante flota pesquera y un sector de conservas desarrollado, sobre todo para el atún y en el caso de Cantabria, también la anchoa. A estas se le añade Andalucía, donde destaca al atún ojo y las regiones procesadoras del levante.

DATOS

Las capturas de la flota pesquera española que se destinaron a su consumo en fresco llegaron hasta 389.565 toneladas de peso vivo, por un valor de 975,9 millones de euros. Estas cifras representan unas reducciones interanuales del 1,3% en volumen y del 3,2% en valor. Hay que tener en cuenta que a principios de la década se pescaron 494.535 toneladas, por un valor de más de 1.300 millones de euros, lo que muestra la importante caída experimentada durante el último lustro. Las principal partida en volumen y valor es la formada por los peces, con casi 347.280 toneladas y 765,2 millones de euros, seguida a mucha distancia por los moluscos, con 36.860 toneladas y 136,85 millones de euros, los crustáceos (4.840 toneladas y 71,9 millones de euros) y otros productos marinos (erizos y equinodermos fundamentalmente), con unas 590 toneladas y algo más de 1,9 millones de euros. Dentro de los peces capturados para su consumo en fresco destacan los bacalaos, merluzas y eglefinos, con 58.270 toneladas y 149,1 millones de euros, los arenques, sardinas y anchoas (85.150 toneladas y 136,7 millones de euros), peces costeros diversos (34.910 toneladas y 135,5 millones de euros), atunes, bonitos y agujas (28.250 toneladas y 102,5 millones de euros), peces pelágicos diversos (96.010 toneladas y 87 millones de euros) y peces demersales diversos (16.310 toneladas) y 66,1 millones de euros). Entre los moluscos, la partida más importante es la de calamares, jibias y pulpos, con 25.590 toneladas y 79,6 millones de euros, seguida por la de almejas, berberechos y arcas (10.500 toneladas y 55 millones de euros). Dentro de los crustáceos las capturas más importantes son las de gambas y camarones, con 2.410 toneladas y 45,5 millones de euros, la de bogavantes y langostas (600 toneladas y 11,5 millones de euros) y la de crustáceos marinos diversos (1.220 toneladas y 10,5 millones de euros). El mercado español de pescado fresco se sitúa en unas 541.210 toneladas, por un valor económico de 3.730,2 millones de euros. En los últimos ejercicios el consumo de pescado en nuestro país se ha reducido en 6,6% en volumen y en un 1,6% en valor.

About the author

Montse Gonzalez