ESTRUCTURA EMPRESARIAL

No existe en sentido estricto un sector empresarial de alimentos funcionales y saludables, ya que se trata de líneas de negocio que incorporan normalmente los principales grupos de cada sector alimentario para consolidar sus posiciones en los diferentes mercados. Teniendo en cuenta que la innovación y la investigación constituyen dos requisitos imprescindibles para presentar en el mercado una oferta competitiva de alimento saludable, esta opción sólo suele ser viable para los grandes operadores de cada uno de los sectores, ya que son los únicos que pueden realizar esas inversiones. Las marcas blancas resultan muy significativas en las ofertas más consolidadas, como pueden ser las de productos lácteos, como las leches y los yogures, las bebidas refrescantes o los productos de confitería. Entre las leches enriquecidas las marcas de distribución acaparan más del 45% de todas las ventas, mientras que la primera oferta con marca propia se queda en un más reducido 29%. Por lo que hace referencia a la confitería funcional, existen dos grandes grupos que se reparten el 90% de ese mercado. En el caso de las bebidas funcionales, las marcas blancas suponen el 30% de todas las ventas en volumen. Por el contrario, entre las ofertas más novedosas son las marcas de fabricante las que acaparan los mayores porcentajes de ventas.

About the author

Montse Gonzalez