Distribución agroalimentaria de Castilla y León

Castilla y León tiene 2.495.000 habitantes y una extensión de 93.900 km2, un 5,4% y un 18,6% sobre el total nacional, respec­tivamente. Agrupa una oferta comercial con más de 56.700 actividades comerciales minoristas que alcanzan una superficie de venta de 6,2 millones de m2. El comercio de alimentación representa el 38% de las licencias y un 18% de la superficie de venta. Por su parte, el comercio especializado de alimentación registra 20.400 establecimientos con más de 500.000 m2 (superficie media por establecimiento de casi 25 m2). La dotación más elevada de establecimientos y superficie de venta en comercio especializado de alimentación se encuentra en la provincia de Valladolid.  León, Valladolid, Salamanca y Burgos son las cuatro provincias que superan los 300.000 habitantes. En función del gasto medio por persona, y comparado con los niveles nacio­nales, Castilla y León tiene un poder de compra ligeramente inferior a la media nacional (2,5 puntos). En Castilla y León se cuantifican 7.100 establecimientos co­merciales minoristas especializados en alimentación. Valladolid tiene el 20,1%; León llega al 19,1%; Salamanca cuenta con un 14,1%; Burgos tiene el 13,9%; Palencia un 7,1%; Ávila un 7,3%; Zamora un 8,1%; Segovia un 6,6%; y, por último, Soria un 3,7%. En el conjunto de la comunidad autónoma hay instalados 1.202 supermercados y 23 hipermercados (estos 1.225 estableci­mientos ocupan 696.226 m2 y suponen una densidad comercial de 279 m2 por 1.000 habitantes). Por importancia relativa, en términos de superficie, destacan Carrefour, El Árbol, Mercadona, Eroski, Alimerka, Semark AC Group y Gadisa. Por formatos, los pequeños supermercados (hasta 399 m2) suponen un 14,6% de la superficie; los medianos supermercados (400-999 m2) llegan al 38,4% de la superficie de venta; los grandes supermercados (más de 1.000 m2) alcanzan una superficie del 34%, y, por último, los hipermercados de la región suponen cerca del 13% de la superficie en libreservicio.
Castilla y León cuenta con 1.730 actividades de comercio ambulante y mercadillos, cerca del 4,5% en el total nacional y ofrecen una variada muestra de productos. Fruta y verdura, antigüedades, ropa y zapatos e, incluso en algunas localidades, mercadillos con una mezcla de todos estos artículos. Esta comunidad concentra cerca del 4% del comercio ambulante y en mercadillos que se desarrolla en el conjunto del país con casi 1.000 licencias registradas.
En la vertiente del comercio al por mayor destaca la oferta que concentran las unidades alimentarias de la Red Mercasa: Mercaleón (cerca de 42.000 m2, 33 empresas mayoristas y 23.000 toneladas anuales comercializadas de alimentos frescos) y Mercasalamanca (250.000 m2, 52 empresas mayoristas y cerca de 61.500 toneladas anuales comercializadas).
También hay instalados en Castilla y León 37 autoservicios mayoristas que alcanzan un total de 65.000 m2; entre las enseñas con más implantaciones hay que resaltar los 14 establecimientos de Max Descuento (Grupo El Árbol) y los 4 establecimientos que tiene Gros Mercat (Miquel Alimentació). La actividad comercial de Castilla y León se articula en torno a once áreas comerciales: Ávila, Burgos, Ciudad Rodrigo (Salamanca), León, Palencia, Ponferrada (León), Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y
Zamora. Estas áreas comerciales se subdividen, a su vez, en 43 subáreas comerciales.

About the author

Montse Gonzalez