CONSUMO

Durante el año 2014, los hogares españoles consumieron 1.183,6 millones de kilos de productos de la pesca y gastaron 8.943,3 millones de euros en estos productos. En términos per cápita, se llegó a 26,4 kilos de consumo y 199,5 euros de gasto. El consumo más notable se asocia al pescado fresco (11,8 kilos por persona y año), lo que representa un 44,7% del consumo total de productos de la pesca, seguido del marisco y molusco fresco (4,2 kilos per cápita y 16% del consumo total) y de las conservas de pescado y molusco (4,2 kilos per cápita y 15,9% de consumo). Por su parte, los mariscos, moluscos y crustáceos congelados y cocidos representan consumos menores, alcanzando los 3,1 kilos por persona al año (11,7% del consumo total de productos de la pesca), al igual que los pescados congelados, que suponen 3 kilos per cápita y el 11,4% del consumo total. En términos de gasto, el pescado fresco concentra el 41,6%, con un total de 83,5 euros por persona, seguido de las conservas de pescado y molusco, con el 20,2% y un total de 40,3 euros por persona. A continuación, se encuentran el marisco y molusco fresco, que alcanza el 14,6% del gasto total en productos de la pesca (29,1 euros por persona); y los mariscos, moluscos y crustáceos congelados y cocidos, con un porcentaje del 13,8% y 27,5 euros por persona. Finalmente, los pescados congelados concentran el menor porcentaje de gasto y suponen el 9,6% y 19,2 euros por persona y año.

About the author

Montse Gonzalez