COMIDA ÉTNICA

La comida étnica está formada por un conjunto muy heterogéneo de ofertas con diferentes niveles de implantación entre los consumidores españoles y con perspectivas de futuro muy variadas, por lo que resulta muy difícil hacer unas consideraciones de carácter general que resultan adecuadas en todos los casos. De forma genérica, puede afirmarse que la comida étnica ha experimentado y continúa experimentando unas importantes tasas de crecimiento interanuales, ya que algunos factores como la generalización de los viajes y la existencia de numerosos colectivos de inmigrantes en nuestro país contribuyen a que aumenten las demandas de este tipo de ofertas.
Las cocinas asiáticas se encuentran entre las más asentadas en el mercado español. Los platos más demandados son los que tienen una base de arroz y pasta suponen un mercado de cerca de 28.400 toneladas, por un valor de más de 30 millones de euros. A estas cifras, hay que añadir las de los noodles, cuyas ventas rondaron los 41,7 millones de euros (+68%) y las del sushi, con cerca de 10 millones de euros. En el caso de los noodles han sido las presentaciones “cups”, a las que únicamente hay que añadir agua, las que han posibilitado ese incremento tan importante de las ventas.
La otra gran oferta étnica es la de la comida mexicana, con un mercado de cerca de 14.000 toneladas, por un valor cercano a los 80 millones de euros. Los platos preparados cayeron un 3,7% en volumen y un 4,6% en valor, pero las bases de comida (tacos, burritos, fajitas y nachos fundamentalmente) crecieron un importante 10,8% en volumen y 9,6% en valor. Los nachos son los que han tenido un comportamiento más dinámico. Las marcas de distribución han adquirido una gran importancia en este segmento y acaparan el 65,8% de todas las ventas en volumen, frente al 34,2% de las ofertas marquistas.

About the author

Montse Gonzalez