COMERCIO EXTERIOR

El comercio mundial de productos pesqueros y de la acuicultura supera los 129.000 millones de dólares anuales, según la FAO.
China aparece como el primer exportador mundial con cerca de 18.300 millones de dólares, seguida por Noruega (8.910 millones de dólares) y Tailandia (8.080 millones de dólares). A continuación se sitúan Vietnam, Estados Unidos, Chile, Canadá, Dinamarca, España y Holanda. Los diez principales exportadores acaparan el 52,5% de todo ese comercio exterior.
Por lo que hace referencia a los grandes importadores, el primer lugar está ocupado por Japón, con 17.990 millones de dólares, seguido por Estados Unidos (17.560 millones de dólares) y China (7.440 millones de dólares). Les siguen en importancia España, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Corea y Hong Kong.
El saldo comercial de productos de la pesca y la acuicultura es claramente desfavorable para nuestro país. Las importaciones durante el pasado año llegaron hasta 1,57 millones de toneladas, por un valor de 5.205,8 millones de euros, mientras que las exportaciones se situaron algo por debajo de 1,1 millones de toneladas, cuyo valor llegó hasta 2.983,4 millones de euros. Estas cifras suponen un saldo comercial negativo de cerca de 2.222,4 millones de euros y una tasa de cobertura de apenas el 57,3%. Dentro de las importaciones, y atendiendo únicamente a sus valores, destacan las partidas de crustáceos (21,8% del total), moluscos (19,6%), pescado fresco o refrigerado (16,5%), filetes y carnes de pescado (11,8%), pescado congelado (11,6%) y preparados y conservas de pescado (10,8%).
Por lo que hace referencia a las exportaciones, las principales partidas en valor son las de pescado congelado (23,2% del total), preparados y conservas de pescado (19,4%), moluscos (16,2%), pescado fresco o refrigerado (13,8%), crustáceos (10,3%) y filetes y demás carne de pescado (8%). Los principales proveedores de productos pesqueros para el mercado español son países no europeos, con el 72,1% del total en volumen y el 71% en volumen. Por el contrario, las exportaciones españolas se dirigen de manera preferente hacia otros países de la Unión Europea (64,6% del total en volumen y el 74,2% en valor).

About the author

Montse Gonzalez