COMERCIO EXTERIOR

En España no se cultiva el café, por lo que toda la materia prima que se procesa en nuestro país es inevitablemente importada. Las exportaciones mundiales de café rondan los 5,6 millones de toneladas, por un valor de 15.400 millones de dólares. El café es producido en 70 países, de entre los cuales 45 son responsables por más del 97 % de toda la producción mundial. Las importaciones españolas de café rondaron en 2014 las 304.200 toneladas, por un valor de 778,5 millones de euros. El café verde representó el 89,1% de todas esas importaciones en volumen y el 65,2% en valor. A continuación se situaron el café tostado, con porcentajes respectivos del 8,3% y del 27,8% y el café soluble (2,6% en volumen y 7% en valor). Nuestros principales proveedores de café son Vietnam, en el caso de los cafés de tipo robusta, y Brasil, en las variedades arábicas. A continuación aparecen Alemania, Uganda, India, Colombia, Costa de Marfil, Holanda, Honduras y Nicaragua. Las exportaciones, aunque son claramente menos importantes, han mantenido una tendencia positiva durante los últimos años y en 2014 rondaron las 68.000 toneladas, lo que supuso un incremento interanual del 12,5%, y un valor de 420 millones de euros, una cifra similar a la del ejercicio precedente. Estas exportaciones se encuentran en manos de los grandes operadores del sector. De hecho, la nueva planta de producción del líder sectorial pretende abastecer de monodosis a los mercados europeos. Los cafés solubles representan el 46,6% de todas las exportaciones en volumen y el 56,6% en valor, seguidos por los cafés verdes (38,3% y 19,3%) y los cafés tostados (15,1% y 24,1%).

About the author

Montse Gonzalez