CEREALES PARA EL DESAYUNO

PRODUCCIÓN

En 2014 se comercializaron algo menos de 71.440 toneladas, con reducciones interanuales del 2,7%. Es cierto que a en los inicios de la década pasada, el consumo de cereales para desayuno en nuestro país apenas rondaba las 25.000 toneladas, pero los últimos años indican una clara madurez de este mercado y el cambio de preferencias de los consumidores hacia otros productos alternativos, normalmente de precios más baratos. Atendiendo a sus valores de mercado, la partida de mercado más importante es la de los cereales “Línea”, con el 29,8% del total, pero con una pérdida interanual del 8,1%. A continuación se sitúan los cereales chocolateados, con el 16,4% (-6,7%), las almohadillas, con el 11,6% (+0,2%), los cereales fibra, con el 11,2% (-7%), los de miel, con el 7,6% (-11%), los crujientes/sabor, con el 7,2% (-7,7%), los corn flakes, con el 6,6% (-2,4%), los de avena, con el 3,2% (+12,3%), el muesli suelto, con el 3% (+12,7%), los azucarados, con el 2,4% (-11,6%), los packs para niños, con el 0,7% (-11,4%), el arroz inflado, con el 0,2% (-4,8%) y los cereales salud, con el 0,1% (-11,1%). Atendiendo a los volúmenes comercializados, la principal partida es la de cereales línea, con el 24% del total y una pérdida del 5,1%. A continuación aparecen los chocolateados (16,9%), almohadillas (12,1%), cereales fibra (9,9%), los corn flakes (8,9%), los crujientes y de sabor (8,1%) y los de miel (7%).

CONSUMO

Aunque los cereales de desayuno incrementaron de manera considerable sus ventas en el mercado español durante los últimos años, las cifras de consumo nunca han llegado al nivel de otros países de la Unión Europea. Así, en Irlanda, Suecia y Finlandia, se rondan los 7 kilos de consumo de cereales de desayuno por persona y año, mientras que la media europea se sitúa en 2,7 kilos per cápita. En nuestro país, el consumo supera ligeramente los 2 kilos por persona y año. Fuera de Europa, hay que destacar que en Estados Unidos se consumen alrededor de 4,5 kilos de cereales para desayuno por persona y año. En España, los mayores consumos de cereales de desayuno se registran en las grandes ciudades, especialmente, en el área metropolitana madrileña. En segundo lugar se sitúa la zona sur peninsular. Son las familias con niños entre 6 y 15 años y padres entre 35 y 49 años las que consumen más cereales para desayuno. Los supermercados acaparan las mayores cuotas de venta de estos productos, con el 53,3% del total, seguidos por los hipermercados (21,3%).

ESTRUCTURA EMPRESARIAL

El mercado de cereales para desayuno se encuentra en manos de unas pocas y grandes empresas que, muy a menudo, son filiales de importantes compañías multinacionales. Las marcas de distribución controlan la mayor parte de las ventas, con porcentajes del 59% del total en volumen y del 45,8% en valor. Estas cifras suponen incrementos interanuales del 1,2% y del 0,6% respectivamente. La primera oferta marquista, por su parte, llega hasta el 24,9% del total en volumen, un 1,4% menos que en el ejercicio precedente, y el 33,2% en valor (-1,7%), mientras que la segunda enseña con marca de fabricante se queda en el 12,5% en volumen (+0,4%) y el 16,4% en valor, lo que supone un porcentaje similar al del año anterior. El primer grupo del sector se encuentra radicado en 180 países y está presente en España desde hace 35 años. Tiene una plantilla global de más de 32.000 empleados. Sus principales ofertas son cereales, galletas y crackers. Por su parte, el segundo operador forma parte de la compañía agroalimentaria más grande del mundo, con más de 330.000 empleados. Sus principales ofertas son alimentos para bebés, café, lácteos, agua embotellada, cereales para desayuno, helados, etc.

COMERCIO EXTERIOR

No se disponen de cifras contrastadas sobre el comercio exterior de cereales para desayuno, ya que al tratarse de un mercado dominado por grandes grupos multinacionales, muchos de los movimientos entre distintas filiales de una misma compañía no quedan reflejadas en las estadísticas oficiales. El grupo líder en el mercado español tiene establecida una planta de producción en Cataluña que le sirve para abastecer a 19 países de la Unión Europea. El segundo operador cuenta también en nuestro país con una planta en la que elabora cereales de desayuno. Todas las estimaciones disponibles indican que el comercio exterior de cereales para desayuno es favorable para nuestro país, ya que las exportaciones prácticamente duplican a las importaciones. Se exportan anualmente unas 42.000 toneladas anuales de cereales para desayuno, por un valor de alrededor de 60 millones de euros. Francia, Reino Unido y Alemania aparecen como los principales mercados de destino. Las importaciones deben rondar las 20.000 toneladas anuales que en su práctica totalidad provienen de otros países de nuestro entorno.
About the author

Montse Gonzalez