ARROZ

PRODUCCIÓN

Prácticamente la mitad de los 7.000 millones de personas que habitan en el mundo tienen el arroz como base de su dieta y otro importante número de la población del planeta consume este cereal con frecuencia. De todos los cereales,el arroz es el que más se utiliza en alimentación humana sin apenas transformación.
La mayor parte de la población que tiene el arroz como base de su dieta vive en Asia, continente en el que se concentra el 90% de los 170 millones de hectáreas que se plantan (y también se siembran) de arroz en el mundo.
Se denomina arroz cáscara (arroz paddy en inglés) al cereal más recolectado. A nivel mundial, la producción de arroz registró en la campaña 2014 un retroceso del 0,5% debido a los malos rendimientos alcanzados en algunos de los principales países productores, especialmente en Asia y Oceanía.
En total, la producción mundial ascendió a 741,3 millones de toneladas de arroz cáscara, que equivalen a 494 millones de toneladas de arroz elaborado. China, con cerca de 280 millones de toneladas de arroz cáscara en 2014, es el primer país productor del mundo seguida de India (154,6 millones de toneladas), Indonesia, Bangladesh, Vietnam, Tailandia, Filipinas, Brasil, Japón y Estados Unidos, cuya producción se sitúa en torno a los 10 millones de toneladas de las que aproximadamente el 50% se destina a la exportación. En 2014 aumentaron de manera global las exportaciones y los precios internacionales se mantuvieron.
Por su lado, en la Unión Europea el cultivo se concentra principalmente en ocho países entre los que Italia representa cerca del 50% y España el 25%. La producción de 2014 se situó en algo más de 2,8 millones de toneladas de arroz cáscara, un volumen inferior al de la producción del año anterior. El japónica es la variedad de arroz más producida con casi el 95% del total. Alrededor de dos tercios del arroz que se consume por los ciudadanos europeos se cultiva en la Unión Europea. Para abastecer la demanda, en la UE se importa arroz de diferentes variedades, principalmente de grano largo de arroz índica, como el basmati de la India y Pakistán. Una pequeña cantidad de arroz europeo -sobre todo japónica- se exporta. Aunque globalmente la producción de arroz en la Unión Europea ha permanecido estable en las últimas campañas, las importaciones han adquirido importancia. El actual nivel de producción de arroz en la UE no es suficiente para hacer frente a la creciente demanda, lo que explica que la UE sea uno de los principales importadores de arroz a nivel mundial. En 2014 la UE importó 1,4 millones de toneladas de arroz cáscara de países terceros y exportó solo 0,2 millones de toneladas, según datos de la FAO.
En España, la superficie dedicada al cultivo del arroz en 2014 se situó en 110.200 hectáreas (por debajo de la campaña anterior) y la producción en 863.600 toneladas de arroz cáscara (640.000 toneladas de grano, aproximadamente), un volumen ligeramente inferior también al producido en el año precedente. El cultivo del arroz en España se concentra en Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón, si bien se cultivan también pequeñas áreas en Navarra, Murcia, Castilla La-Mancha, La Rioja y Baleares. De todo el arroz cultivado en España en 2014, el de tipo japónica, más conocido como arroz redondo, representó el 51%, mientras que el tipo indica (arroz largo) supuso el 49%. Es de destacar que en los últimos años el japónica ha ido perdiendo peso a favor del indica y también que en los rendimientos por hectárea se han incrementado en la última década. Por otro lado, los precios percibidos por los cultivadores de arroz se situaron en 28,33 euros/100 kg, cifra superior en casi un euro al precio de 2013. En cuanto al comercio exterior, en 2014 el saldo de la balanza comercial fue de nuevo positivo. En volumen, las importaciones de arroz ascendieron a 106.806 toneladas, unas 4.000 más que un año antes, mientras que las exportaciones se elevaron a 265.575 toneladas, unas 10.000 menos que en 2013, de las cuales el grueso fue a parar a los países comunitarios.

ESTRUCTURA EMPRESARIAL

En el sector español de empresas envasadoras y comercializadoras de arroz se ha registrado un importante proceso de modernización que ha generado una significativa concentración e internacionalización. El líder sectorial es una empresa que
forma parte de un gran grupo multinacional de origen español y envasa alrededor de 310.000 toneladas, de las que 81.000
se dirigen al mercado nacional. Sus ventas superan los 3.000 millones de euros anuales, tiene 30 marcas diferentes de arroz
en España y otras 7 en la Unión Europea. El segundo operador llega a 147.000 toneladas, de las que 63.000 se venden en
España, mientras que los tres siguientes envasan entre 59.000 y 55.000 toneladas, aunque sus ventas en los mercados de
nuestro país varían entre 53.000 y 26.500 toneladas.
Las marcas de distribución son muy importantes en los mercados del arroz. Así, controlan el 59,7% de todas las ventas en volumen de arroz redondo y el 42% en valor. En el caso del arroz largo esos porcentajes son, respectivamente, del 92,5% y del 88,1%, mientras que en el arroz vaporizado se reducen al 43,5% en volumen y el 34,6% en valor. La primera oferta marquista en arroz redondo llega hasta el 18% en volumen y el 27,8% en valor. Por lo que hace referencia la arroz largo, la oferta más importante con marca propia se sitúa apenas en el 2,2% y el 4,2%. Por último dentro del arroz vaporizado, la oferta principal con marca propia se sitúa en el 51,4% del total en volumen y el 61,6% en valor.
Dentro de un mercado maduro, las posibilidades de crecimiento se concentran en la presentación de nuevas ofertas, en general de alto valor añadido.

COMERCIO EXTERIOR

El comercio exterior de arroz ha sido tradicionalmente muy favorable para nuestro país, ya que las exportaciones han sido, y siguen siendo, muy superiores a las importaciones. Así, en 2014 se exportaron 242.500 toneladas de arroz, frente a unas importaciones de algo más de 101.520 toneladas. De todas formas, hay que reconocer que la tendencia de los últimos ejercicios registra una disminución de las exportaciones (-6% en el último año), mientras que aumentan las importaciones (+13% en 2014). Estas importaciones tienen unos precios por debajo del coste de producción en nuestro país y pueden modificar la actual situación de España como potencia exportadora de arroz. Los proveedores cuyas importaciones han crecido más han sido Camboya y Myanmar, aunque los líderes de este comercio exterior son Tailandia y Pakistán, seguidos por la India.En el caso de las exportaciones, los mercados de destino más importantes son Bélgica, Reino Unido, Turquía, Holanda y Bulgaria. El líder sectorial del mercado arrocero español aparece como el primer comercializador de arroz a nivel mundial. Algunas de las principales empresas del sector han puesto en marcha importantes procesos de internacionalización para incrementar sus niveles de negocio.

DENOMINACIONES DE CALIDAD

La primera denominación de origen de arroz en Europa fue concedido al arroz de Calasparra crecido en la región de Murcia. También protegida por una D.O.p. es el arroz que se cultiva en la cuenca del río Júcar y en el Albufera. Aquí son las variedades Senia, Bahía y Bomba.

About the author

Montse Gonzalez