ACEITES DE SEMILLAS OLEAGINOSAS

EL SECTOR Se denominan oleaginosas a una serie de plantas de cuya semilla se puede obtener aceite tras un proceso de refinado. El principal destino de estas plantas es la producción de aceite para consumo hu­mano, pero también se destinan a la producción de pien­sos animales por su aporte de proteínas y a la producción de aceites industriales. La planta oleaginosa más cultivada en el mundo es la soja, pero también son importantes las plantaciones de colza y girasol. Asimismo, también se consideran cultivos oleagi­nosas la palma (de la que se obtiene aceite), el maní y el lino, que también se utiliza en la industria textil. El aceite de soja es el de mayor producción mundial, se­guido del aceite de palma, colza, y girasol. Estos aceites de semillas oleaginosas cubren la demanda mundial junto con el aceite de oliva y las grasas animales. La gran ven­taja de los aceites de semillas oleaginosas es que además de grasas producen también proteínas. PRODUCCIÓN

A nivel mundial, la producción de girasol, soja y colza su­pone en torno al 80% de la producción mundial semillas oleaginosas y el 20% restante corresponde a las produccio­nes de semillas de algodón, cacahuete, lino oleaginoso, etc. En 2014, la producción mundial de semillas oleagino­sas se elevó a 430 millones de toneladas. La mayor parte de esta producción correspondió a la cosecha de soja (318,2 millones de toneladas). También fueron importantes, y superiores a las del año 2013, las producciones de colza (71,7 millones de tonela­das) y de girasol (40 millones de toneladas). Un año más, Estados Unidos volvió a liderar la produc­ción mundial de oleaginosas, con más de 110 millones de toneladas de las que más del 90% corresponden a la cosecha de soja. Por detrás de Estados Unidos destacan por su producción de soja Brasil (con 94 millones de to­neladas) y Argentina (con casi 60 millones de toneladas), y en menor medida China e India. En colza, la producción mundial la lidera la Unión Euro­pea, pero también son importantes (por encima de los 14 millones de toneladas en 2014), las cosechas de China y Canadá. Asimismo, en girasol los países que lideran el ranking mundial son Rusia (con 9 millones de toneladas en 2014), Ucrania (10 millones de toneladas) y en menor medida, Argentina (2,8 millones de toneladas).

En la Unión Europea la produc­ción de oleaginosas es de unos 35 millones de to­neladas de granos oleaginosos. Los países que más aportaron a la producción comunitaria de oleaginosas fueron Francia (19%), Alemania (18%) y Rumania (9%). En el conjunto de los 28 Estados Miembros la producción de girasol ascendió a  casi 9 millones de toneladas. En cuanto a la colza, la producción oleaginosa más ex­tendida en la UE con mucha diferencia, con una producción de unos 24 millones de toneladas. Finalmente la producción comunitaria de soja se situó en 1,7 millones de toneladas. Además de estas producciones oleaginosas, en la UE se cosecha también lino oleaginoso (linaza). En el año 2014 la producción se redujo hasta las 125.000 toneladas (10.000 menos que en 2013). En este cultivo sí se aprecia un cierto retroceso en los últimos años. En la Unión Europea existe un déficit de suministro ex­terno de tortas de oleaginosas, que junto con las harinas de pescado contribuyen al suministro de los productos proteicos consumidos por la extensa ganadería comuni­taria. La demanda anual de este tipo de productos ronda los 70 millones de toneladas, mientras que la producción co­munitaria no llega ni a cubrir el 20% de esa cantidad. Asimismo, también hay una nueva dependencia de las oleaginosas foráneas para la obtención de biodiésel. En España la producción de semillas oleaginosas (girasol, colza y soja) la producción asciende a 1,1 millones de toneladas, donde el 90% de la pro­ducción nacional es de girasol. La producción de soja, muy minoritaria en España.

COMERCIO EXTERIOR En cuanto al comercio exterior, el sector de las oleagi­nosas tiene un marcado carácter importador, con grandes variaciones mensuales, si bien en los últimos años las im­portaciones han ido descendiendo. Las importaciones des­de países terceros, que representaron el 79% del total. Por su lado, las exportaciones de España también se di­rigen mayoritariamente a países terceros, aunque el por­centaje no es tan grande como el de las importaciones. El subgrupo habas de soja representa el 66% en valor del total de las importaciones del grupo de oleaginosas. En 2014 aumentaron las compras en volumen, pero los pre­cios bajaron. Las exportaciones de haba de soja, fueron muy minoritarias, prácticamente testimoniales. Las importaciones del subgrupo semillas de girasol, que representan el 9% en valor de todas las compras de olea­ginosas. La producción española de oleaginosas es claramente insuficiente para abastecer las demandas del mercado interno, por lo que resulta imprescindible recurrir a las importaciones. En el caso de las pipas y tortas de girasol son algunos países ribereños del Mar Negro nuestro principales proveedores, mientras que Argentina ocupa el primer lugar en el caso de la soja. En el caso del comercio exterior español de los aceites de semillas el saldo resulta muy favorable para nuestro país, ya que las exportaciones son muy superiores a las importaciones. Dentro de las exportaciones, destacan las 85.780 toneladas de aceites de girasol, seguidas por las 73.550 toneladas de aceite de soja, 42.220 toneladas de aceites de mezclas de semillas y 16.950 toneladas de aceite de maíz. Los principales mercados de destino de estas exportaciones son Sudáfrica (24,9% del total), Portugal (23,2%), Francia (14,6%), Italia (8,2%), Israel (4,1%) y Libia (3,8%). Las importaciones más importantes son las de aceite de mezclas de semillas (110.030 toneladas), aceite de girasol (7.210 toneladas), aceite de soja (7.210 toneladas) y aceite de maíz (3.160 toneladas). CONSUMO El mercado de aceites de semillas envasados se situó en 2014 en unos 319 millones de litros. El aceite de girasol aparece como la oferta más importante, con unos 254,9 millones de litros. A mucha distancia aparecen los aceites de soja, con cerca de 1,8 millones de litros (-5,3%) y los aceites de maíz, con algo más de 1,2 mi­llones de litros (-17,4%). Los aceites de otras semillas o de mezclas de semillas suponen otros 61,7 millones de litros .Durante el último año se han producido en esta última partida algunas presentaciones que han tenido una significativa aceptación en los mercados. Las más importantes han sido las de aceites especiales para frituras, aceites para repostería o aceites de girasol y soja. Todas estas presentaciones tienden, además, a romper la clásica preponderancia de las marcas blancas y representan ofertas de alto valor añadido. ESTRUCTURA EMPRESARIAL La concentración y la preponderancia de grandes gru­pos internacionales son los dos rasgos principales que caracterizan al sector empresarial del aceite de semillas en nuestro país. Muchas de las principales empresas de este sector ocupan también posiciones muy relevantes en el mercado de los aceites de oliva.
About the author

Montse Gonzalez