ACEITE DE OLIVA

SECTOR Sobre todas las grasas y aceites de origen vegetal destaca de manera sobresaliente el Aceite de Oliva, ya que España es el mayor productor y exportador de aceite de oliva del mundo, con una producción de más de 900.000 toneladas al año, el 40% de las cuales se exporta. De acuerdo con estos datos, el valor generado por el sector se situó en 2.700,5 millones de euros.El sector tiene una relevancia en el conjunto de la industria agroalimentaria nacional, tanto por el número de empleos que genera como por su volumen de producción y exportación. Es por su importancia económica y social por lo que en este apartado nos limitaremos a describimos las principales características de sector oleícola español, dedicándole a este producto otro espacio individualizado destacado dentro del apartado el top de los alimentos españoles, donde describimos al detalle las características de este preciado “oro líquido” del campo español. PRODUCCIÓN MUNDIAL Y CONSUMO El aceite es el zumo natural obtenido a partir de la fruta fresca y sana del olivo, la aceituna. Según datos del Consejo Oleícola Internacional (COI), en el mundo hay unos 10 millones de hectáreas de olivar y cerca de 850 millones de olivas. Por su lado, la producción mundial de aceite de oliva está en torno a 2,5 millones de toneladas. La Unión Europea, con España a la cabeza, es la primera productora de aceite de oliva del mundo, con mucha diferencia respecto al resto de países. De acuerdo con estos datos, el valor generado por el sector se situó en 2.700,5 millones de euros. A nivel europeo la producción de elevó a 851.000 toneladas, un volumen superior al de la anterior campaña. Asimismo, la producción mundial se situó en la campaña 2014/2015 se situó en 2.554.500 toneladas. No obstante, la producción de países terceros ha ido creciendo en los últimos años y ya representa más del 30% del total mundial. Además de los países mediterráneos (Líbano, Turquía, etc.), también hay producción de aceite de oliva en lugares tan remotos como Australia, Estados Unidos o Argentina. Según los datos del Comité Oleícola Internacional (COI), el mayor consumo de este tipo de aceite se concentra en la Unión Europea (1,6 millones de toneladas en la campaña 2014/15, lo que supone un ligero retroceso sobre la campaña anterior), pero también destacan por su consumo países como Estados Unidos o Marruecos. COMERCIO MUNDIAL En cuanto al comercio mundial de aceite de oliva, las importaciones y exportaciones de aceite se mueven en torno a los valores 700.000-850.000. Casi la mitad de las exportaciones mundiales de aceite de oliva proceden de la Unión Europea, unas 550.000.procedentes prácticamente de España ya que la U.E. importa aceite de oliva de países países terceros por un volumen cercano a las 120.000 toneladas. España es el primer exportador mundial de aceite de oliva. El aceite español se vende principalmente a la Unión Europea, destacando Italia como principal destino de estas ventas. Por su lado, entre los países terceros son importantes las ventas de aceite a Estados Unidos, Australia, Japón y Brasil. Aunque la diferencia se va acortando de año en año, todavía es bajo el porcentaje de aceites envasados en pequeños recipientes (menores de 5 litros) que se envían al exterior. El consumo previsto para la U.E. durante la campaña está en unos 1,6 millones de toneladas, muy por encima de la producción. ESTRUCTURA EMPRESARIAL

El sector empresarial del aceite de oliva presenta una estructura muy compleja, con una cadena de valor que presenta en su base productiva alrededor de 2 millones de explotaciones agrarias dedicadas de manera prioritaria al olivar. En la gran mayoría de los casos se trata de pequeñas y medianas explotaciones que fijan importantes contingentes de población en las áreas rurales, fundamentalmente de Andalucía, pero también en el resto de las regiones meridionales y mediterráneas de nuestro país. Muy a menudo, esas explotaciones se encuentran agrupadas en cooperativas de producción. En un segundo nivel aparecen alrededor de 1.700 almazaras, de las que más de la mitad son también cooperativas. En Andalucía se encuentra radicado el 45% de esas almazaras, con un porcentaje de producción del 77%. El 23,3% de las almazaras españolas tiene una producción entre 20 y 100 toneladas, aunque el mayor peso productivo recae en las almazaras que producen entre 1.000 y 2.500 TM (34,1% del total, mientras que en número sólo suponen el 11%). Aparte de éstas, hay unas 60 empresas extractoras de aceite de orujo y algo más de 20 refinadoras. Andalucía acapara los mayores porcentajes, en torno al 62% en ambos casos. El número de envasadoras y operadores es de unos 1.550.
Los procesos de concentración y la penetración de capitales internacionales comienzan a ser significativos en los eslabones superiores de esta cadena. Las marcas de distribución acaparan el 66,2% de todas las ventas en volumen y el 59,8% en valor,

COMERCIO EXTERIOR

Los aceites de oliva son un grupo de alimentos con buen comportamiento exportador tanto en volumen como en valor. España es, con gran diferencia, el primer exportador mundial de aceite de oliva. En superando en 2014 los 1,1 millones de toneladas, lo que supone la mayor cifra jamás exportada. Con unas exportaciones que alcanzaron 1,13 millones de toneladas, por un valor de 2.726 millones de euros, nuestro país se situó como líder indiscutible en este mercado, primer productor y exportador del mundo, donde destaca de manera indiscutible la región de Andalucía. Más del 50% de la producción de aceite de oliva español se exporta a un total de 166 países en el mundo, entre lo que destacan los de la U.E. (el 65% de todo el valor comercial), con Italia a la cabeza. Fuera de la U.E., la exportación está bastante diversificada, destacando en 2014 Estados Unidos, con una media mensual de 6.602 toneladas, China y Brasil.
De esa cantidad, el 67,4% estaba compuesto por aceites de oliva virgen, el 19,5% por aceites refinados, el 7,5% por aceites de orujo y el restante 5,6% por aceites de oliva virgen lampante. Atendiendo a los mercados de destino, Italia ocupa el primer lugar, con el 32,5% del total. A continuación se sitúan Portugal (14,3%), Francia (11,1%), Estados Unidos (7,3%), Reino Unido (5,4%), China (2,7%), Japón (2,6%), Brasil (2,1%), Australia (2%), Holanda (1,6%) y Rusia (1,4%). En términos generales, la Unión Europea acapara el 74% de todas las exportaciones españolas de aceite de oliva, mientras el restante 26% se dirige hacia otros países extracomunitarios. Un dato especialmente relevante dentro de este comercio exterior es la magnitud de las partidas vendidas a granel, fundamentalmente a Italia, donde se envasan y son revendidas obteniendo un significativo margen de beneficio. Aunque durante los últimos tiempos ha disminuido la importancia de esas partidas, nos encontramos ante una asignatura pendiente del sector olivarero español. La principal empresa exportadora de aceite español superó los 46 millones de litros, mientras que la segunda llegó hasta los 38 millones y la tercera se quedó en 37 millones.
Las importaciones de aceite de oliva llegaron hasta unas 128.490 toneladas, de las que el 58,8% estaba compuesto por aceites vírgenes, el 27,8% por aceites vírgenes lampantes, el 10,2% por aceites refinados y el 3,2% por aceites de orujo. Nuestro principal proveedor es Portugal, con el 28% del total. A continuación aparecen Túnez (25,2%), Grecia (12,7%) y Turquía (11,2%).

 

About the author

Montse Gonzalez