Sweets of Madrid

Chocolate con churros o porras

El chocolate con churros se ha convertido en uno de los platos  más típicos de la gastronomía española expandiéndose por toda latinoamérica, por países como México, Argentina, Venezuela y Chile.
Este desayuno es un contraste de sabores equilibrado, por un lado la dulzura amarga del chocolate y por otro los aromas salados y aceitosos del crujiente churro que hacen de esta combinación hacen una pareja ideal. La forma del churro puede ser recta en forma de palos, o en lazos. Una variante de los churros, son las porras, hechas con una masa semejante a la de los churros, pero con mayor cantidad de agua, lo que las hace más esponjosas y generalmente de mayor tamaño. En general se fríen en una rosca grande que luego se corta con tijeras en trozos más pequeños.
Aunque se consumen en prácticamente todas las CC.AA. españolas durante los meses fríos de invierno como desayuno y en algunas ocasiones se sirve como merienda, el chocolate con churros es sobre todo típico de Madrid .Este castizo desayuno comenzó a hacerse famoso a principios del siglo XIX, pues uno de sus componentes, los churros, y su variante más grande, las porras, se popularizaron rapidamente en las ferias ambulantes de los alrededores de Madrid por su bajo coste.  Originario de los reinos españoles medievales del siglo XIV y herencia directa de la cocina sefardí salvo su nombre, que tiene un origen diferente. Se dice que los pastores españoles se aficionaron a este tipo de fritos por su sencilla elaboración, puesto que las hacían mientras cuidaban a su rebaño de ovejas churras. Por su parte, el origen del chocolate es distinto pues proviene del árbol de cacao que crecía en Mesoamérica. Una mercancía que fue bebida sagrada de los Olmecas, moneda de cambio de los mayas y posteriormente de los aztecas, que llegó a Europa de la mano de Hernán Cortés en el siglo XVI tras el descubrimiento de América. Poco a poco, esta bebida comenzó a ser la favorita de la realeza española, luego de la alta sociedad europea en el s. XVII y se democratizó ya en el s. XVIII con la creación de las primeras tabletas de chocolate.

Chocolate with churros

Torrijas

El origen de este postre es humilde y religioso, ya que satura pronto al comensal y le libera de la necesidad de probar algún otro plato consistente, por ejemplo  de carne, por lo que era ideal en los periodos de abstinencia en la cuaresma.
Las torrijas son un postre que consiste en rebanadas de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino y, tras ser rebozada en huevo, es frita en una sartén con aceite. A continuación se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar.

Torrijas

Las almendras garrapiñadas son aquellas a las que, crudas, se les añade un recubrimiento de caramelo, hecho a partir de azúcar caramelizado. Este caramelo oscurece la almendra, el azúcar tostado endulza y da una textura dura a la almendra.
También las rosquillas de Alcalá de Henares son un postre típico. Jugosas, tiernas, adictivas, su color anaranjado proporcionado por el azúcar meloso que las envuelve guarda el secreto de una bollería tradicional y exquisita, perfecta en cuanto a armonía y equilibrio. Son golosas, pero no empachosas, dulces y ricas, pero no empalagosas.
About the author

Montse Gonzalez